De la economía y del sentido común

Jordi Planes Rovira

Coach y escritor

Actualmente vivimos sobreviviendo a una crisis que se nos ha enquistado desde finales de 2007 y que bajo el mecenazgo de nuestra vanidad y egoísmo perpetúa nuestro malestar. Vivimos la era del despotismo titulado, donde la personalidad del mediocre se esconde bajo el título de una tarjeta  y nos muestra  la inmadurez del carácter que se excusa en el trabajo para no responsabilizarse de lo personal: familia, hogar, hijos o el compartir con la pareja.

Vivimos bajo la influencia de cuatro paradigmas que aplastan nuestra realidad por la ausencia de verdad: la ciencia, la política, la religión y la economía. La ciencia porque, contradictoria por ella misma, hace de los dogmas, modas y, como tales, lo que fue verdad ayer, hoy carece de fundamentos. La política, por ser un fiel espejo de nuestra conciencia. Y como tal, no puede crear ni cristalizar, sino tan solo reflejar. La religión, que gestionada por los hombres, más que predicar la bondad Divina, ha sembrado las limitaciones del ego, potenciado el miedo,  la vanidad, la culpa, el enfrentamiento y el egoísmo entre sus fieles. Y por último, la economía… ¿qué diremos de ella? Identificada con el dinero, nos ha permitido constatar que la energía más densa de la luz despierta los más densos y oscuros instintos. No es mala por ella misma, sino un mero instrumento del Ser para calibrar el estado del Alma.

¿Podemos cambiar nuestra realidad? Podemos. ¿Cómo lo podemos hacer? Mediante la comunicación y la apertura de nuestro corazón. Si permitimos que sea nuestro corazón el que discierna lo que debemos de hacer, si tenemos el coraje de actuar nuestra voluntad, si nos permitimos empatizar con los demás, habremos logrado comprender nuestra realidad y conectar con la verdad.

La vida será lo dura o afable que nosotros deseemos que sea. No debemos permitir que el miedo y las emociones tóxicas gobiernen nuestra realidad. Somos los arquitectos de nuestra vida y los responsables de nuestros actos. Hay que tener fe y saber fluir en cada momento y bajo cualquier circunstancia. Éste será el secreto de nuestra felicidad.

Ideas CEO:

  • Utiliza tus excedentes para ayudar a los demás. Sé tú el mecenas que necesita la creatividad.
  • Rompe esquemas. Elimina lo rancio de la rigidez e instala la bondad de la flexibilidad.
  • No tengas miedo a mostrar tu corazón. Cuídate de seguir viviendo bajo la máscara de la falsedad.
  • Las empresas, los países, la economía, las leyes…son representaciones de nosotros mismos. No nos escudemos en conceptos para seguir actuando desde el egoísmo y la maldad.
  • Muestra tu realidad. No le temas a la verdad. Siempre tendrás gente que te querrá y que valorará tu don.
  • Pregúntate si eres feliz. Si no lo eres, piensa en qué puedes hacer por los demás.Deja de criticar. Seguramente tendrás razón, pero perderás tu corazón y con él tu capacidad de compasión y de perdón. Namaste.*
    *Te invito a que busques su significado
COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn