Cómo el malvavisco puede ayudar a construir equipos

Irene Santos| 12 de marzo de 2017

Veinte espaguetis crudos, un metro de cinta adhesiva, un metro de cuerda y un malvavisco. Estos “sencillos” utensilios son la base de la investigación de Tom Wujec (conferenciante internacional y experto en servicios digitales). Wujec propone un reto: el “problema del malvavisco”, con enseñanzas que entroncan con el liderazgo y la gestión.

¿Quiénes forman los equipos capaces de construir la torre más alta con estos ingredientes? ¿Por qué siempre uno de ellos, de manera sorprendente, supera la media? Wujec plantea importantes lecciones sobre incentivos y éxito, así como la importancia del desarrollo del trabajo común para lograr un objetivo compartido.

La colaboración, sobre todo cuando el tiempo apremia, es esencial: para Tom Wujec, cualquier equipo que se gestiona  y fija bien sus metas en el trabajo, obtiene mejoras significativas en el rendimiento.

“Habilidades especializadas y fijación en los resultados, son la combinación que lleva al éxito”, concluye Wujec. 

 

 

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn