El poder del positivismo

Vega Ferreira | 30 de mayo de 2016

legir ser feliz depende unicamente de nuestra propia actitud frente a la vida. Para Mariano Ponceliz, gerente de la Unidad de Negocios de Oftalmología en Laboratorio Elea, la felicidad tiene una receta.

Después de pasar por un mal momento de salud, Mariano recibió las pautas que le ayudarían a proyectar sus sueños, a identificar sus emociones y volverse lo suficientemente loco como para no perder la creatividad: Pedir permiso, perdón y dar las gracias.

Para Mariano, ser feliz no tiene que ver con el éxito, sino con la motivación. Sus equipos se eligen gracias al brillo de sus ojos, a su motivación por vivir y levantarse cada día con un propósito. Cambiar las malas energías en buenas es tan facil como procurar cuidarnos, reirnos más y creer en nosotros mismos.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn