El mercado laboral “premium”: ¿Cómo evitar desaparecer?

retos

Cambios repentinos, profesionales con rumbo desconocido, digitalización en aumento y globalización que ha llegado para quedarse. ¿Cómo afrontas estos nuevos retos junto a una mayor competitividad por los mejores y más altos puestos?

El mercado laboral se ha modificado y la adaptación es obligatoria. Muchos de los profesionales actuales afirman tener la mejor comunicación y dotes de negociación. Lo sé y lo confirmo con mis clientes pero también me pregunto, si son tan buenos en estas habilidades principales, ¿en qué se diferencian o cómo pueden llegar a ser realmente diferentes y destacar para ser así percibidos por este mercado? ¿Te lo has preguntado también tú?

Como Escritora de CV (Resume Writer en inglés), inicio mi cuestionario con el cliente con tres preguntas que son fundamentales para reflexionar sobre uno mismo:

  • ¿Qué valor aportas a otra organización?
  • ¿Cómo te diferencias de los demás?
  • ¿Qué te hace único?

En toda comunicación de cara a tu sector, es importante que reflejes tu personalidad, experiencia, logros únicos y objetivos profesionales ya que tu propuesta de valor es única.

Una vez realizada esta reflexión, planteo al cliente mi propuesta resumida, ayudándole a crear un plan de acción para afrontar los retos actuales:

Primer reto: Digitalización

Todo está en la red. Obtener una excelente primera impresión es imprescindible. Un perfil público en las redes sociales, especialmente en LinkedIn, otorga visibilidad y empleabilidad, pero, sobre todo, demuestra profesionalidad y credibilidad.

Puntos más importantes para un buen contenido digital en LinkedIn:

  1. Foto profesional de perfil impactante. La imagen debe transmitir que somos amables, atentos y profesionales. ¡Sonríe! No debemos confundir una foto profesional con una foto con un aspecto serio. Hay que diferenciar entre ser un trabajador serio y tener una expresión seria en la cara. Descarga nuestro ebook aquí y destaca con tu imagen.
  2. Titular con las palabras clave con las que quieres que te encuentren. Muchos me preguntan con qué palabras buscan los headhunters. Mi primera respuesta es que no lo sabemos. No podemos saber de antemano lo que ocurre dentro de la cabeza de otras personas. Entonces, fijémonos en lo que sí que podemos influir, y por tanto la decisión es nuestra. ¿Con qué palabras quieres que otros te encuentren? ¿Cuáles son las 4-5 palabras que más definen tu perfil profesional?
  3. Escribir contenido. Sí, escribir. No solamente vale incluir el nombre del puesto y la empresa. Hay que rellenar el perfil con algo más de vida, con la tuya. Completa contenido describiendo quién eres y qué ofreces. Para eso, tienes el extracto en LinkedIn y la descripción de los puestos, todo escrito en forma narrativa, en frases completas y contando una historia, la historia de tu carrera. El storytelling marca tendencia y es más agradable de leer.

Segundo reto: Globalización

Para tener un perfil verdaderamente global, hay que tener en cuenta que hay que venderse con todas las competencias, habilidades y experiencias que un ejecutivo necesita y tiene para liderar a nivel internacional.

Resumo tres consejos importantes:

  1. Hacer énfasis a las experiencias multiculturales, cómo y dónde has mostrado tu sensibilidad multicultural (bien en la gestión de equipos, la gestión de cambios, etc.), retos especiales que has superado y cómo.
  2. Indicar los idiomas en el CV, el nivel de los conocimientos y no olvidar el idioma nativo (un error común el no indicarlo). Una frase sencilla al principio, por ejemplo, «nativo en español y fluido en inglés». Nunca incluir si el nivel es solamente básico, porque ¿quién realmente quiere «comprar» algo básico? Simplemente no se vende bien. Si es básico, mejor entonces no indicarlo.
  3. Adaptar el CV al mercado objetivo, adaptando el contenido y las palabras clave al país y la cultura de destino en el que deseas trabajar en la próxima etapa laboral.

Tercer reto: Cambios laborales

Suelo encontrarme a menudo con una herida sangrante y es que, a lo largo del tiempo, la ausencia de visibilidad profesional y el cambiante mercado laboral tienen la consecuencia desagradable para muchos profesionales de hacerlos «desaparecer» del mercado laboral «premium», perder el tren y las oportunidades ya que son «invisibles».

Como resultado inmediato, se reducen sus posibilidades de acceder a puestos de alta dirección y no estar considerados por reclutadores y headhunters.

La solución a todo esto está en tres pasos. Estos sí que serían motivo de un estudio profundo de la situación actual y de una estrategia clara adaptada a cada ejecutivo:

  1. Lograr más visibilidad. Debes estudiar en qué redes sociales o qué perfil profesional puedes re-comenzar un plan de visibilidad. Algunas de las claves ya las hemos visto en los puntos anteriores. Por ahí, podemos iniciar este trabajo.
  2. «Venderse» a uno mismo es la clave para «venderse» a los demás. Al fin y al cabo, tenemos que sacar lo mejor, esas fortalezas que nos harán diferentes ante los reclutadores y comenzar a vendernos adecuadamente.
  3. Incrementar la reputación profesional. Esa falta de visibilidad ha debilitado tu reputación. ¿Qué reputación quieres obtener? ¿Cómo la vas a incrementar? ¿Qué valores o diferencias quieres fomentar para volver a ser visible?

Sí, los retos están ahí. Los retos también son asumibles. Insisto, plan de acción claro, estrategias y tácticas concretas y a por ello, siempre mejor con ayuda de expertos que estamos acostumbrados a apoyar a ejecutivos a conseguir sus objetivos de carrera.

Maike Hennig | Escritora Certificada de CV (Resume Writer)

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn