Carisma Complex, un tratamiento de primera

%banner%
%banner%

 

%home%

 

Ruben Turienzo | Madrid

@RubenTurienzo

 

Si existe un intangible sobre el que mucho se habla y poco se había estudiado, ése es sin duda el carisma. Parece que es un aparente don divino, otorgado solo a unas personas elegidas y que pocos sabían definir o incluso señalar los aspectos que lo componían. Solemos opinar que alguien tiene o no carisma según nuestra afinidad o creencia, sin profundizar en absoluto en los principios básicos de ese dorado con el que todo el mundo sueña: la fórmula para tener más carisma.

¿Qué es el carisma? Es la capacidad de magnetismo que una persona ejerce sobre otras. Así de simple. Es por eso que una persona que tiene carisma supera siempre en aceptación, autoridad, proyección y oportunidades a otra que, incluso con mejores capacidades, no goza de dicho don. Si alguien tiene carisma, las cosas suceden a su alrededor y, por lo tanto, su magnetismo se convierte en una posición privilegiada.

La realidad es que convertirse en una persona con liderazgo carismático requiere de esfuerzo y de un cambio de hábitos real y duradero, pero también debemos comprender que cuando solo lidera el carisma, impera el fracaso. Las personas que avalan su carrera y posición en el carisma sin la preparación apropiada, son habitualmente objeto de frustración para el resto del equipo y fuente de malos resultados en sus puestos y compañías. También cierto que las personas con excelente preparación pero sin carisma jamás alcanzarán la autoridad ni el respaldo necesarios para liderar los proyectos en los que se embarquen. La buena noticia es que el carisma se puede trabajar.

Cuando comencé a trabajar en el libro Carisma Complex, observé que todo lo que se había escrito sobre carisma tenía que ver con la pureza interior o con técnicas de equilibrio personal. Sin duda, ambos elementos ayudan a la construcción del carisma. Sin embargo, quise dar un paso más y bajar al terreno de la práctica. Así que decidí analizar los elementos comunes que toda persona carismática reúne y elaboré una lista de 150 hábitos que nos ayudan eficaz y automáticamente a proyectar ese carisma que buscamos. Estos hábitos son sencillos de interiorizar y fáciles de incorporar a nuestra vida. Estos hábitos carismáticos se centran en los principios activos del método creado para el Carisma Complex: el Método SIMPLE.

El método es simple, pero requiere de un poco más de profundidad. La intención es tratar el liderazgo carismático con una medicación adecuada y repartida en las dosis apropiadas. En nuestra próxima consulta te recetaré la siguiente fase de Carisma Complex.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn