Adiós a los BRICS, hola a los MIST

Ana L. Serrat | Madrid

23 de Noviembre de 2013

Desde antes de que llegara la crisis 4 países estaban bendecidos por los analistas, eran los BRICs. Aquel póker de economías estaba formado por Brasil, Rusia, India y China.  Compartían varias características como sus grandes poblaciones y unos índices de desarrollo que permitían un gran crecimiento. En el año 2001 el economista de Goldman Sachs Jim O´neill los bautizaba con ese acrónimo que hoy ya no es sinónimo de país pujante. Los inversores han divisado un nuevo conjunto de países interesantes para sus negocios. Ahora son los MIST. Es decir, Méjico, Indonesia, Corea del Sur (South Korea en el acrónimo) y Turquía. Todos ellos países más pequeños que los otros pero que están para Goldman entre los que más rentabilidad van a generar.

Estos 4 países destacan en lo que O´Neill llamó los Next-11 (N-11). Su último invento antes de retirarse fue este grupo donde están estos cuatro países además de  Egipto, Paquistán, Bangladesh, Irán, Nigeria, Filipinas y Vietnam.

Las 4 economías han conseguido, según O´Neill, duplicar su tamaño en los últimos diez años y no han sido tan afectadas por las crisis financieras de EEUU y la Unión Europea como lo han podido estar otros emergentes. Aún así se calcula que entre las dos denominaciones de O´Neill sumen, para 2020, el 60% del PIB mundial. A pesar de la suma y de las perspectivas de crecimiento, los MIST distan mucho de los BRICS en su aportación al Producto Interior Bruto mundial. La diferencia es de 3,9 billones anuales, por 13,5.

En el grupo Corea del Sur destaca por su desarrollo tecnológico, mientras que Indonesia destaca desde hace años con tasas de crecimiento por encima del 5%. Turquia mantiene su punch a pesar de la incertidumbre que le rodea en temas tan trascendentales como participar o no en la Unión Europea. Méjico, a pesar de problemas como el del narcotráfico, es la segunda economía de América Latina.

La casuística de su crecimiento es diferente a la de los BRICs. Aquí no se puede destacar la cantidad de población. Entre todos ellos llegan a los 500 millones de personas frente a los 2.900 de Brasil, Rusia, India y China. La ventaja que sí existe está en las características de la población, ya que son sociedades mucho más jóvenes que las de Europa o Estados Unidos.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn