¡Practica CEXO! (Celebrar los EXitos: Oportunidad)

Maria Graciani

14 de noviembre de 2013

Napoleón Bonaparte afirmaba que «el éxito no reside en vencer siempre, sino en no desanimarse nunca”, ya el brillante emperador francés cayó en la cuenta de que el éxito es cuestión de actitud, o lo que es lo mismo, una buena actitud, una actitud optimista y perseverante es la clave del éxito.

El éxito llama al éxito y si las actitudes positivas, constructivas y valiosas se fomentan, las estaremos convirtiendo en hábito y consecuentemente, habremos abierto la puerta de nuestra cotidianidad al éxito, alimentando así la mentalidad de triunfo.

Cien derrotas pueden ser superadas por una victoria, de forma que Celebrar los EXitos es toda una Oportunidad para activar el efecto multiplicador de tus logros.

Brenda Bence, autora de How you are like shampoo, es una firme defensora del CEXO (Celebrar los EXitos: Oportunidad), pues afirma que produce los siguientes efectos positivos:

–        Motiva a los empleados a trabajar con más ganas.

–        Une al equipo alrededor de objetivos comunes.

–        Levanta el ánimo de los empleados.

–        Transmite el tipo de objetivos que la organización valora.

–        Crea impulso porque demuestra que estás progresando.

–        Recuerda a tu equipo que trabajan para una organización ganadora.

Así que si practicas CEXO (Celebrar los EXitos: Oportunidad) habrás instalado en tu vida empresarial y personal una fuente importante de motivación para ti y para todos los que te rodean, habrás activado la catapulta del desarrollo humano y profesional amén de estar alimentando el orgullo de pertenencia, fusionador indispensable de los objetivos personales y organizacionales.

¡Volveréis a casa bajo arcos triunfales! Prometía el General Bonaparte a sus soldados y así lo hicieron. Con motivo de la victoria conseguida en Austerlitz, Napoleón mandó construir el magnífico Arc de triompheEste emblemático monumento parisino mide 50 metros de alto, tardo 30 años en ser construido (entre 1806 y 1836), diseñado por Jean Chalgrin y Jean-Arnaud Raymond, – quiénes se inspiraron en el Arco de Tito de Roma-, en sus cuatro pilares están grabados los nombres de las batallas ganadas por los ejércitos napoleónicos y los de los 558 generales franceses. El “pequeño corso” era tan consciente de lo que costaba ganar una batalla que quiso inmortalizar los éxitos conseguidos dándole forma tangible, para que permaneciera en la mente y corazón de los franceses a pesar del paso de los siglos: este es el verdadero significado del Arco del Triunfo –a día de hoy, uno de los elementos más representativos de París junto con La Torre Eiffel-. Y tú, ¿tienes tu propia versión de tu particular Arco del Triunfo? Si has respondido que no, ¿a qué esperas?, es fundamental que sepas reconocer tu valía y lo que consigues y aprendes gracias a ella; es fundamental tener un recordatorio de tus triunfos y por ende, ¡es fundamental que practiques CEXO (Celebrar los EXitos: Oportunidad)!

Brendon Burchard, fundador de la Academia para el Alto Rendimiento, nos cuenta en su libro Recárgate (Nº1 en ventas según el New York Times) que el saber integrar el éxito en tu identidad es uno de los principales activadores de tu competencia. Para sentirse competente, resultan esenciales los sentimientos de orgullo y progreso.

Con el vertiginoso ritmo de vida que caracteriza nuestra actualidad, cuando alcanzamos un objetivo ¡zas!, rápidamente nos ponemos a pensar en el siguiente, sin tomar una pequeña parcela de tiempo para saborear y disfrutar nuestros logros. Cuando te felicitas por lo conseguido y lo celebras, estarás asentando el sentimiento y conocimiento de progreso y competencia (¡ojo! Que no hace falta contratar a los Rolling stones cada vez que conquistes un éxito); en cambio, si “pasas” de celebrar tus éxitos, empezarás a sentir que no evolucionas, lo que desembocará en la perdida de sentido por lo conseguido.

Hay una palabra alemana Mensch, repleta de significado “ser humano”, si bien sus connotaciones en hebrero van más allá: ser honesto, justo, amable, transparente… Pues para hacer honor a lo que significa ser un Mensch harás más que bien en celebrar tus éxitos y los de tu gente, así es como se forja la identidad de éxito, así es como demuestras honestidad con tus valores (debería ser de cajón que, si hay algo que valoras y lo consigues ¡es honesto que te alegres y lo demuestres!); así es como consigues ser justo contigo mismo y con los demás (porque si tu equipo y tú mismo os habéis esforzado por conseguir algo, lo justo es que lo disfrutéis); así incrementas tu nivel de amabilidad (cuando eres consciente de haber logrado algo importante, estás más contento contigo mismo y, por ende, eres más amable con los demás); así es como logras ser más transparente (porque lo coherente es reflejar en tu vida y en tu trabajo todos los sentimientos positivos que te reportan tus victorias diarias).

Ya lo sabes, ahora que conoces sus bondades, ¡no lo dudes y practica CEXO (Celebrar los EXitos: Oportunidad)!

*María Graciani, es escritora, conferenciante y periodista. 

 

 

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn